Las reformas policiacas en la época post-comunista en Europa del Este. El caso polaco desde la independencia del 11 de Noviembre 1918

Por: Mtro. Oskar Grądziel

La sociedad debe de ser protegida para poder desarrollarse. Esta seguridad es normalmente proporcionada por los cuerpos de policía en cada Estado. Sin embargo, como pasó en varias partes del mundo, los personajes políticos hambrientos por el poder usurparon el puesto más alto e instauraron sus regímenes autoritarios. La policía de régimen tiene sus rasgos particulares que no corresponden a las obligaciones impuestas por los derechos fundamentales de las personas.

Este artículo describe la transición que hubo en Europa del Este, y específicamente en Polonia, después de la caída del comunismo del bloque soviético en 1989. Se abordarán cuestiones relativas a la policía de régimen soviético y sus particularidades, la historia de la policía en Polonia y su transición. Finalmente, se investigará el estatus de la policía actual en Polonia y la confianza que genera a los ciudadanos.

Historia de las reformas policiacas

En el período post-1989, las sociedades de los Estados recién salidos del comunismo estaban confrontadas con los altos niveles (que seguían creciendo) de pobreza y desempleo. El sector policiaco fue muy a menudo alimentado con recursos y personal altamente insuficientes. A esto se añade el bajo nivel de la confianza pública en las fuerzas de policía. Además, todas las sociedades post-socialistas han sido testigos de la expansión del crimen transnacional organizado dedicado al tráfico de drogas, armas, trata de personas, o muy a menudo incluso vehículos.

Para remediar esta problemática, las organizaciones internacionales fomentaron la concepción de la democratización de la policía. La Asamblea General de la ONU publicó el Código de conducta para las fuerzas del orden o uso de fuerza por las mismas[1], el Consejo de Europa también hizo unos códigos de conducta para policía. De su lado, la Unión Europea (UE) trabajó sobre las líneas directrices para la reforma de los sistemas policiacos de los países que se iban a adherir a la UE y líneas directrices para la democratización de la policía en las sociedades post-conflicto.

Historia de la Policía polaca a partir de la independencia de 1918

Para comprender mejor la transformación del sistema policiaco polaco, tenemos que regresar en el tiempo a la independencia de Noviembre 1918. No obstante, ante todo, cabe recordar el duro pasado de esta potencia europea.

Polonia es un Estado luchador de Europa. Martirizado y ocupado en varias ocasiones, se tuvo que adaptar a todas las circunstancias a las que le sometían sus invasores. Teniendo la ubicación justo en el corazón de Europa, es un punto estratégico para imperios hambrientos por la extensión de sus influencias.

En su historia Polonia sufrió invasiones, sin embargo lo peor que le ocurría fueron los repartos entre varios Estados vecinos. Las primeras empezaron en 1772, cuando Polonia fue una República de Dos Naciones con Lituania. Estos repartos se llevaron a cabo por Rusia, Austria y Prusia y acabaron devorándose todo el Estado en 1795. En esta fecha, Polonia desaparece de los mapas del mundo durante 123 años.

a

aa

Cabe señalar que en 1807 se proclamó el Ducado de Varsovia por Napoleón I para restablecer el Estado polaco. Su base legal fue el Tratado de Tilsit firmado por Francia y Rusia. Los polacos tenían mucha esperanza de que el Ducado fuera a convertirse en un nuevo Estado polaco. Sin embargo, después de la derrota de las tropas napoleonianas en Rusia en enero 1813, Rusia y su aliado alemán conquistaron el Ducado. Polonia pudo ganar su independencia en 1918 (el 11 de Noviembre – día nacional) y tuvo que acomodar al legado dejado por los invasores para construir un nuevo Estado de derecho con fuerzas adecuadas para mantener el orden.

 

Fuerzas del orden en Polonia después de los repartos desde 1918 hasta 1939

Después de la derrota de los tres imperios invasores[2] en 1918, el general Józef Piłsudski, jefe de Estado polaco de aquel entonces, adoptó una solicitud de reforma de la “Milicia Popular PPS”. Era una formación militar del Partido Socialista Polaco (“PPS” en polaco) que funcionó desde noviembre 1918 hasta diciembre 1919. El 5 de diciembre con la reforma de Piłsudski ésta se convirtió en Milicia Popular. Se trataba de una formación creada para “defender y garantizar la paz y seguridad de la población de las ciudades y pueblos, así como la lucha con toda manifestación de desorden social y ejercer las órdenes de las autoridades estatales[3].

Al lado de la Milicia Popular, el jefe de Estado unificó con el decreto sobre la organización de la Policía Comunal a todas las milicias preexistentes hasta entonces (local, municipal y comunal). Sin embargo, el alcance de ambos cuerpos no salía de los territorios de la parte que fue anexada por Rusia.

En otras regiones había distintas formaciones policiales. En la parte que fue anexada por Austria, hasta el 1 de diciembre 1919 existía la Gendarmería Nacional.

Ambos decretos eran temporales hasta la ley definitiva de administración pública en Polonia. El parlamento legislativo el 24 de julio 1919 aprobó la ley sobre la Policía Nacional. Dicha ley definía a la autoridad como “organización nacional del servicio de seguridad, paz y orden público[4]. Este cuerpo estaba organizado y con formación al estilo militar. El territorio nacional fue dividido en 16 comisarías de voivodato[5] donde la excepción fue solamente la Región autónoma de Silesia donde ejercía su función la Policía del Voivodato de Silesia. La implementación de la nueva ley fue obstaculizada por la guerra polaco-bolchevique (1919-1921).

b

bb

Con muchas demostraciones y manifestaciones la nueva policía tenía que contener a la sociedad en orden. La mayor protesta ocurrió en 1923 en Cracovia por motivos de la crisis económica. En esta ocasión, la policía y el ejército confrontaron a los manifestantes y su acción resultó en 32 muertos (militares y obreros). Otra acción de la policía fue empleada el 23 de junio 1936 para contener a la Endecja[6] (movimiento nacional de “Democracia Nacional”). Después de la huelga popular en agosto 1937 donde murieron 42 personas y 34 resultaron heridos, el Ministro del Interior, Felicjan Sławoj Składowski, instauró a nuevos cuerpos de policía especializados en dispersar las manifestaciones solamente con armas blancas para evitar a más muertos.

La ordenanza del 6 de marzo 1928 da muchos detalles en cuanto a la organización de la policía. Fue propuesta por el presidente de la República, Ignacy Mościcki. Según ella, durante las movilizaciones la policía formaba parte del ejército. Cambió igualmente su aspecto del descentralizado al centralizado después de 1926.

 

Segunda Guerra Mundial y la ocupación de Polonia

Con los 30.000 policías que había antes del comienzo de la Segunda Guerra Mundial, 2.000 han muerto en campaña y 12.000 han sido enviados como prisioneros a la URSS. “Era policía, eso basta para fusilarle” – así decían los soviéticos para justificar el tratamiento de los prisioneros polacos a partir de septiembre 1939. El 5 de marzo 1940, Stalin, Woroshylov, Mikoyan, Kaganovich, Beria y Molotov ordenaron a matar a prisioneros polacos de los cuales 6.000 eran policías. Este evento es conocido como “masacre de Katyn”. Sus familias fueron mandadas a Siberia o Kazakstán por la misma NKVD[7].

Mientras tanto, en la parte ocupada por Alemania, el gobernador general Hans Frank ordenó la creación de “policía azul marina”[8] el 28 de octubre 1939. Su nombre venía del color de los uniformes que tenían que llevar. A los policías que servían antes del estallido de la guerra se les obligaba a servir en el nuevo cuerpo policiaco. El rechazo o resignación fue castigado con pena capital o envío al campo de concentración. Éstos se encargaban entonces a vigilar los ghettos judíos y participar en sus ejecuciones. Pese a las órdenes que recibían, muchos colaboraban con el Estado secreto polaco[9] y gracias a ellos, muchos pudieron huir de la muerte, los desplazamientos forzosos a los campos y trabajos forzosos.

 

Cuando el comunismo empieza a reinar en Polonia

Cuando el Ejército Rojo cazó a las tropas alemanas del territorio polaco, URSS tomo directamente el poder bajo la justificación de la implementación de la “democracia” acordada en Yalta con otras potencias.

El Estalinismo fue un régimen muy duro para la sociedad donde ésta sufría la fuerza, el miedo y la intimidación y donde las fuerzas de autoridad eran conocidas por la violencia.

Los comunistas que se preparaban para tomar el poder en Polonia crearon un nuevo cuerpo de fuerzas del orden llamado Milicia Ciudadana[10] con el decreto del 7 de octubre 1944. Para conseguirlo, se basaron en los esquemas preexistentes en URSS. Su función principal fue “el mantenimiento del orden y seguridad”[11]. Durante este período llamado “PRL” en polaco de la abreviación de República Popular de Polonia[12], la Milicia Ciudadana estaba vinculada directamente con los órganos de seguridad del régimen PRL (el Buró de Seguridad conocido como KGB), lo que resultó tener una opinión pública muy negativa sobre este nuevo cuerpo.

c cc

Además, en 1952 Polonia rompió el contacto con la organización internacional de policía – Interpol – la cual fundó en 1923 con otros 19 Estados.

 

Tras la caída del comunismo en Polonia

Con el cambio de régimen en 1989, todos los Estados de detrás de la cortina de acero estaban confrontados a tres retos mayores: superar los legados comunistas en sus sistemas de justicia penal; reformar la policía para reflejar los principios de democracia y los derechos humanos; y contener el incremento del delito y el miedo de la sociedad al crimen. De esta manera, los crímenes debían de ser redefinidos, despolitizados, los procedimientos penales más democráticos y transparentes y las sentencias más diversificadas y indulgentes[13].

Cuando el 4 de junio 1989 Polonia celebró sus primeras elecciones semi-libres, su resultado llevo al poder al Primer ministro non-comunista del gobierno de Solidarność[14] – Tadeusz Mazowiecki. En este período, la Policía Nacional sustituyó a la Milicia Ciudadana con la ley del 6 de abril 1990. Según ésta, la Policía es “uniformada y armada formación con el fin de servir a la sociedad y defender la seguridad de las personas y garantizar la seguridad y orden público”.

Las reformas impulsadas a partir de abril 1990 contribuyeron a la democratización del cuerpo policiaco. El avance importante fue la separación entre las funciones de la Policía y los cuerpos de seguridad del Estado. La Policía es un cuerpo apolítico y le queda prohibido adherirse a cualquiera de los partidos políticos. Aunque inicialmente fue controversial, esta prohibición fue elevada al rango legal con el auto del Tribunal Constitucional del 10 de abril 2002[15].

En junio 1990, se nombraron en los 49 voivodatos a nuevos jefes de unidades de policía para subrayar bien el cambio de generación en las fuerzas al servicio de la sociedad.

Las primeras estructuras de la Policía fueron creadas el 15 de junio 1990 en la Jefatura General de Policía y eran los siguientes burós: presidencial, operativo y de reconocimiento, de investigación y persecución, de la técnica criminal, de la técnica operativa, preventivo, de tránsito, informático, de personal y formación, de comunicación, de suministro, y de finanzas.

Lo curioso y más polémico fue la eliminación del buró de lucha con el crimen económico. Esta unidad fue realmente liquidada el 18 de enero 1990 de la estructura de la Milicia. Sin embargo, para paliar este vacío, el Comandante en jefe de la Policía proclamó el 14 de junio 1991 que se crearía está unidad faltante, lo que ocurrió formalmente el 10 de julio 1991 instaurando el Buró para la Lucha con los Abusos Económicos[16].

d dd

En julio 1990, con la reestructuración de los servicios de Policía fueron despedidos 3.027 ex milicias, donde 17 se fueron voluntariamente, 220 se fueron por jubilación, y 2.790 fueron despedidos conforme con artículo 41.2 de la ley sobre Policía (6 de abril 1990) – para el bien de la nueva autoridad[17].

Unos meses después, en octubre 1990, el parlamento polaco aprobó la ley sobre la Guardia Fronteriza, la última reforma del cuerpo policiaco después de la caída del comunismo.

El 27 de septiembre 1990, Polonia volvió a adherirse a Interpol. Actualmente en la Policía Nacional, sirven 100.000 funcionarios.

“Lustracja”[18] o la Gran Inspección – Lustración

Este proceso, llamado „lustracja” en Polonia, servía sobre todo para descubrir si las personas públicas colaboraban con las instituciones responsables de las represiones durante la época comunista (por ejemplo con la fuerza de defensa, el servicio interno militar). Su idea era igualmente de hacer inocentes a todos aquellos que no llevaban la carga de la colaboración con dichas instituciones y dejarles la posibilidad de ejercer sus funciones en los puestos importantes del Estado. “Lustracja” está directamente vinculada con la fase de descomunización del ex bloque soviético.

En Polonia, el problema de “lustracja” fue un asunto de muchas polémicas y discusiones políticas. La ley del parlamento de 1992 obligaba al Ministro del Interior a dar la información completa sobre los funcionarios nacionales, consejeros, diputados, senadores, jueces, abogados, procuradores y sobre todo los oficiales de la policía secreta. Sin embargo, a la raíz de la llamada “caso de carteras”[19], el Tribunal Constitucional en 1992 declaró que dicha ley era incompatible con la Constitución[20] y el proceso de inspección fue suspendido durante un par de años.

Fue en 1997 que la decisión del parlamento de 1997 obligó a resucitar el proceso. Se tuvieron que inspeccionar los casos de las personas con cualquier función pública entre 1944 y 1990. Para facilitarlo, fue creado el Tribunal de Inspección[21] y un Buró de Inspección[22] en el Instituto de la Memoria Nacional[23], el cual es el depositario de toda la documentación de esa época.

En comparación con otros Estados como Alemania o Holanda donde la lustración tenía carácter punitivo, en Polonia (Rumanía, Lituania y Estonia también) era puramente informativa. Lo que se penalizaba en Polonia fue no el hecho de colaborar con el régimen comunista, sino el hecho de mentir sobre este asunto en la declaración de lustración[24].

 

La reforma de la Policía polaca de julio 1995

La reforma llevada a cabo en julio 1995 fue una de muchas más actualizaciones de la ley del 6 de abril de 1990. Esta modificación le armó a la Policía con nuevos métodos de acción, tales como la amplificación de situaciones donde los funcionarios podían usar armas, escuchas y controlar la correspondencia. A esto se añade la posibilidad de recolectar datos de las huellas dactilares, fotos u otros datos personales de los sospechosos. Esta reforma policiaca extendió las funciones de la Policía a la garantía de la tranquilidad en los “medios de transporte público” y “aguas destinadas al uso común”. A parte, los nuevos uniformes han dividido a los cuerpos policiacos a la policía: criminal, preventiva, de soporte, y – hasta entonces desconocida – judicial. Se liquidó la Policía local[25].

La actual estructura y organización de la Policía polaca

El Departamento de Policía queda vinculado al Ministerio del Interior y desde ahora en adelante, cuando se nomina al nuevo comandante en jefe, se ha de consultar un cuerpo consultivo llamado “Comité Consultivo Político”. Además la supervisión directa de la fuerza policiaca está en las manos del Vice-ministro del Interior, un civil y miembro de una de los partidos al poder.

e ee

Las funciones principales de la policía fueron establecidas en el artículo 1 de la ley del 6 de abril de 1990. Más precisamente, su apartado 2 dice:

A las funciones principales de la Policía pertenecen:

  1. defensa de la vida y la salud de las personas así como los bienes contra atentados ilegales;
  2. defensa de la seguridad y el orden público, incluido la garantía de la tranquilidad en los lugares públicos y los medios de transporte público, en el tránsito y en los aguas destinadas al uso común;
  3. inicio y organización de las acciones en contra de la comisión de los delitos, contravenciones y fenómenos criminógenos y colaboración en este marco con los órganos nacionales, locales y organizaciones sociales;
  4. detección de los crímenes y contravenciones así como persecución de sus autores;
  5. supervisión de las formaciones armadas especiales de defensa en el marco definido en otras leyes;
  6. control del respeto de las leyes y normas de orden y administrativas vinculadas con la actividad pública o válidas en los lugares públicos;
  7. cooperación con las policías de otros países y sus organizaciones internacionales, e igualmente con los órganos e instituciones de la Unión europea en base a los acuerdos y tratados internacionales y otras leyes;
  8. colección, uso y transmisión de las informaciones criminales;
  9. (anulado)
  10. Colección de datos conteniendo información obtenida por órganos autorizados a usar las huellas dactilares, no-identificadas huellas dactilares de los lugares del crimen y resultados de los análisis del ácido desoxirribonucleico (DNA).
  11. (anulado)

Esta enumeración de las funciones de la nueva policía es muy parecida a la que estaba asignada a la Milicia Ciudadana. Ésta, por su estrecha vinculación con el aparato gubernamental, estaba constantemente confrontada con la sociedad, o por lo menos con una parte de ella. La Policía, por su lado, aunque tenga funciones muy parecidas a su predecesora comunista, tiene que realizarlas en estrecha colaboración con la sociedad – así es el nuevo espíritu democrático después del 1989 en Polonia.

Los cambios básicos organizacionales, de acuerdo con el nuevo código de policía, son los cinco nuevos departamentos de policía: policía criminal que incluye departamentos de investigaciones, operaciones, inteligencia y criminología; policía de tránsito; policía preventiva y unidades anti-terrorismo; fuerzas de policía especial que incluye la policía de vías ferroviarias, agua (ríos, lagos, mar) y aire[26].

La organización territorial también se tuvo que modificar. Hoy en día hay 49 sedes de voivodatos, 364 sedes territoriales (regionales), 23 unidades de policía preventiva, 10 grupos anti-terroristas, estaciones de policía especial y la sede de Policía general.

El estatuto de unidades autónomas han adquirido el Buró Nacional del Interpol y el Laboratorio Central Criminológico. Éste último, el día 1 de enero 1994 fue completado por el Buró de Lucha con el Crimen Organizado[27]. La reorganización de la estructura policiaca polaca se hacía liquidando a los entes intermedios para poder tener un sistema transparente que permitiría un funcionamiento más eficaz de las autoridades. Al mismo tiempo, se creó el equipo “Policía 2000”[28] que tenía como objetivo hacer un futuro modelo para este servicio ciudadano. Sin embargo, las concepciones de este equipo nunca se materializaron ya que las reformas y modificaciones se hacían en función de las necesidades corrientes. De esta manera, se creó en febrero 1997 un cuerpo responsable de la lucha contra el crimen de narcotráfico llamado Buró Central de Investigación (“CBŚ”[29]). En la realidad, esté Buró se creó formalmente el 15 de enero 2000 por la fusión del Buró de Lucha con el Crimen Organizado y el Buró para las Drogas[30]. En práctica, esta oficina se demostró muy eficaz y acertada para combatir el crimen organizado y se hizo famosa en toda Polonia por sus logros[31].

Cifras sobre el empleo en la Policía polaca (desde diciembre 2005 hasta enero 2015)[32]

1

2

4

3

5

Cooperación internacional de la Policía polaca

La eficacidad de la Policía depende mucho, a parte de los factores internos, de la cooperación internacional que tiene el Estado con otros países y con los entes internacionales. Es por ello que Polonia libre se precipitaba tanto para volver a adherir al Interpol. Finalmente, la relación entre Polonia e Interpol fue restablecida el 27 de septiembre 1990. Desde 1998, la cooperación internacional con todas las organizaciones internacionales y regionales se hace a través del Buró de la Cooperación Internacional de la Policía.

El mantenimiento de relaciones estrechas con los vecinos fronterizos, Alemania, República Checa, Eslovaquia, ayuda a perseguir conjuntamente a los delincuentes. Esta cooperación se materializa también en el comparto de bases de datos.

Con el comienzo del siglo, la Policía polaca había tomado todas las medidas preparatorias para cooperar con la Unión europea. Polonia adhirió al Europol el 1 de noviembre 2004.

Por otro lado, desde marzo 1992, los expertos policías formaban parte de las misiones de mantenimiento de la paz de la ONU, OSCE y la Unión Europea. La más grande de todas las misiones era la de Kosovo, pero también en Tayikistán, Afganistán, Iraq, Sudán, Liberia y Georgia.

Confianza de la sociedad polaca hacia las fuerzas del orden

Los años 90 dieron el inicio a un nuevo estilo de gestión de la Policía polaca. Se empezaron a tomar en cuenta los análisis de la opinión pública y encuestas sobre la percepción de seguridad de la sociedad.

Sin embargo, los primeros problemas que tuvo la Policía polaca a la hora de la salida del país de la cortina de acero tenían una gran influencia en la aparición de nuevos tipos de delincuencia. Para responder a esta problemática, en 2000 se creó el Buró Central de Investigación (“CBŚ”).

Paralelamente, el principio muy conocido y muy extendido por la comunidad policiaca en general era el cambio del color de los uniformes al azul claro, ya que éste provoca menos miedo por parte de la sociedad y es más “amistoso”[33]. Sin embargo, uno de los primeros cambios introducidos por la Policía polaca fue el cambio del azul claro al azul marino[34]. Obviamente, este tipo de color tiene un efecto reverso en la sociedad y está asociado con amenaza y terror. Puede sonar muy ingenuo este estudio, no obstante añadido a otros fallos que se les asigna a la Policía polaca puede ser un factor peyorativo.

f ff

Otro factor que influye mucho en la percepción de la Policía por la sociedad polaca son sus sueldos que suelen ser muy bajos. Con este fenómeno muchos funcionarios desocupan sus puestos creando vacíos que pueden llevar años sin rellenarse. Por ejemplo en Varsovia, sobre 9.000 puestos hay 3.000 que siguen sin ser ocupados. Este mismo problema del desempleo conlleva la consecuencia de que la Policía ha desaparecido de las calles de Polonia.

A esto se añade el problema de la burocracia. Este legado del pasado no fue eradicado eficazmente. Hasta hoy muchos policías no se mueven de sus despachos, devorados por las estadísticas policiales y reportes inútiles, mientras el ciudadano normal tiene que esperar a que le atiendan.

Además, la sociedad suele pensar que la policía es corrupta. Este dato fue comprobado por la práctica[35]. Según la idea inicial, la policía hacía recurso a los “sponsors”. De este modo, la policía pedía a los gobiernos locales fondos y equipamiento. Cabe señalar sin embargo que muchos de estos “sponsors” eran organizaciones relacionadas con el crimen o las facciones del crimen local. Con estas donaciones, estos grupos criminales se garantizaban un período largo de libertad. Últimamente, este tipo de donaciones fueron prohibidos por ley. De esta manera, el impacto que tenía la policía en la sociedad era quasi igual que durante la época comunista, ya que era la herramienta del opresor y no estaba al servicio de los ciudadanos, como debería de ser.

Con los pocos recursos que tenían las autoridades de policía, siempre les faltaba equipamiento. En general, lo que les faltaba era nada más que vehículos, gasolina, munición, instrumentos de comunicación y a veces hasta bolígrafos y papel para escribir los reportes. Uno se puede imaginar lo fácil que era perseguir en un coche de marca polaca con poca gasolina a unos delincuentes que huían en Mercedes Benz. Un detalle, para que quede sin dudas la mala situación de la policía polaca, es que sus coches no estaban asegurados y cuando ocurrían accidentes, un funcionario tenía que pagar los gastos de su bolsillo[36].

Sin embargo, los estudios llevados a cabo recientemente demuestran que la sociedad polaca ha ganado bastante confianza en el servicio policiaco. Según el estudio del Centro de Estudio de la Opinión Pública[37] de septiembre 2015, hasta 69% de polacos están satisfechos con el trabajo de la Policía.

g

Consideraciones finales

Como muchos de los Estados del ex bloque comunista, Polonia tenía que reorganizar todos los aspectos de su funcionamiento interno. No obstante, es erróneo hablar del bloque de Europa del Este y Central de manera uniforme y homogénea. Cada uno de estos Estados, al salir de la cortina de acero, estaba enfrentado con distintos tipos de problemáticas. En el caso de Polonia, a parte de la reorganización político-social, las autoridades pusieron mucho hincapié en el cambio de modelo de las fuerzas de orden, hasta entonces detestados y despreciados por la sociedad polaca.

Con las reformas impuestas en abril 1990, el cuerpo policiaco empezó a servirle a la sociedad, como debería de ser en un Estado democrático y libre. No obstante, el miedo mezclado con la antipatía hacia la Policía no le ayudaba a crear buena imagen. A esto se agregaron otros problemas de orden logístico y financiero que con la corrupción crearon un servicio fallido, débil y poco eficaz. Cabe señalar que pese a todos estos obstáculos, la Policía polaca supo superarlos y formar un cuerpo estable al servicio del ciudadano con células exitosas. Por otro lado, la mayoría de la opinión pública sigue ganando el sentimiento de seguridad gracias al trabajo de la Policía polaca. Podemos decir que Polonia está en un buen camino, pese a los obstáculos consuetudinarios dejados por el régimen comunista. La Policía polaca fomenta el sentimiento de paz y seguridad y ha dejado de instaurar el miedo y la frustración por parte de la sociedad.

*             *

*

BIBLIOGRAFIA

“95 años. De la Policía Nacional a la Policía”. Quatrimestral policial n°2/2014.

“95 años de la Policía Nacional de Polonia”. Comisaría de Pequeña Polonia. Agosto 2014

Poland: “The police are not the public and the public are not the police. Transformation from militia to police”, Maria R. Haberfeld, Jersey City State College, USA, 1997

Policía Polaca – Edición II completada; Edición de la Alta Escuela de Policía en Szczytno; „Polska Policja” – Wydanie II uzupełnione; Wyd. Wyższej Szkoły Policji w Szczytnie

Insecurity and Police Reform in Post-Socialist CEE, Marina Caparini and Otwin Marenin Crime

Socialism Vanquished, Socialism Challenged: Eastern Europe and China, 1989-2009, Nina Bandelj and Dorothy J. Solinger: Postsocialist Cleansing in Eastern Europe Purity and Danger in Transitional Justice, Katherine Verdery; Oxford, 2012

ILUSTRACIONES

Ilustración 1: “El Reparto de Polonia 1772 – 1793 – 1795” (Universidad Nacional de La Plata, Argentina)

Ilustración 2: “El nuevo logo de la Policía polaca” (www.policja.pl)

IMÁGENES

Imagen 1: “Los funcionarios de la Policía Nacional durante su servicio” – 95 años. De la Policía Nacional a la Policía. Quatrimestral policial 2/2014.

Imagen 2: “Milicia Ciudadana” – 95 años. De la Policía Nacional a la Policía. Quatrimestral policial 2/2014.

Imagen 3: “Policía polaca” – 95 años. De la Policía Nacional a la Policía. Quatrimestral policial 2/2014.

Imagen 4: “Nuevos uniformes” – http://www.policja.pl

[1] The Basic Principles on the Use of Force and Firearms by Law Enforcement Officials – adoptado por el Octavo Congreso de las Naciones Unidas sobre la Prevención del Crimen y el Tratamiento de los Delincuentes, aprobado por la Asamblea General de las Naciones Unidas en su resolución 45/166 en 1990

[2] Austro-Hungría, Rusia y Alemania

[3] Reglamento del 5 de diciembre 1918, Boletín Oficial del Ministerio del Interior, 1918, número 2, posición 18, párrafo 2.

[4] Ley del 24 de julio 1919 sobre la Policía Nacional, artículo 2.

[5] Unidad de división administrativa de Polonia que corresponde al nivel regional.

[6] De la abreviación (ND) de su nombre polaco “Narodowa Demokracja” – Democracia Nacional; un movimiento político de la derecha polaca activo desde mediados del siglo XIX hasta el fin de la Segunda República Polaca en 1939.

[7] El Comisariado del Pueblo para Asuntos Internos (en ruso: Народный комиссариат внутренних дел, transliterado como Naródniy komissariat vnútrennij del), abreviado como NKVD (НКВД, según su acrónimo ruso), fue un departamento gubernamental soviético que manejó cierto número de asuntos internos de la URSS.

[8] Llamada igualmente “Policía Polaca”

[9] El Estado secreto polaco, también conocido como Estado clandestino polaco (en polaco: Polskie Państwo Podziemne), es un término colectivo designado para las organizaciones de resistencia clandestina durante la Segunda Guerra Mundial en Polonia, tanto militares como civiles, que permanecieron leales al Gobierno de Polonia en el exilio en Londres.

[10] Pol: “Milicja Obywatelska”.

[11] Decreto del Comité de Liberación Nacional Polaco del 7 de octubre 1944 sobre la Milicia Ciudadana, Boletín Oficial, 1944, número 1, posición 3, artículo 2.1.

[12] Pol: Polska Rzeczpospolita Ludowa – PRL

[13] Insecurity and Police Reform in Post-Socialist CEE, Marina Caparini and Otwin Marenin Crime

[14] Solidaridad, dirigida por Lech Wałęsa, una federación sindical polaca autónoma e independiente, fundada en septiembre del año 1980. Convertida en el partido político elevó a su líder a la presidencia. Con el apoyo de Gran Bretaña y Estados Unidos por un lado, y del Vaticano con Juan Pablo II por otro lado, supo acabar con el régimen comunista. Los acontecimientos llevados a cabo por Lech Wałęsa durante el régimen comunista fueron premiados con el Premio Nobel de la Paz en 1983.

[15] Auto del Tribunal Constitucional K 26/00 del 10 de abril 2002.

[16] Policía Polaca – Edición II completada; Edición de la Alta Escuela de Policía en Szczytno; „Polska Policja” – Wydanie II uzupełnione; Wyd. Wyższej Szkoły Policji w Szczytnie

[17] Ibid.

[18] Lustración – procedimiento de revelación y supresión de los funcionarios públicos vinculados con el aparato de compulsión. (Definición de http://www.portalwiedzy.onet.pl)

[19] Se trata de la revelación por el Ministro del Interior, Antoni Macierewicz, informaciones (sin averiguación previa) de los vínculos con los Servicios de Seguridad (“SB”) PRL de algunos diputados, senadores y el mismo Lech Wałęsa.

[20] Auto del Tribunal Constitucional U 6/92 del 19 de junio 1992.

[21] Pol: „Sąd Lustracyjny”

[22] Pol: „Biuro Lustracyjne”

[23] Pol: „Instytut Pamięci Narodowej”

[24] Socialism Vanquished, Socialism Challenged: Eastern Europe and China, 1989-2009, Nina Bandelj and Dorothy J. Solinger: Postsocialist Cleansing in Eastern Europe Purity and Danger in Transitional Justice, Katherine Verdery; Oxford, 2012

[25] Policía Polaca – Edición II completada; Edición de la Alta Escuela de Policía en Szczytno; „Polska Policja” – Wydanie II uzupełnione; Wyd. Wyższej Szkoły Policji w Szczytnie

[26] Capítulo 2, ley de la Policía del 6 de abril 1990

[27] Pol: „Biura do Walki z Przestępczością Zorganizowaną”

[28] Pol: „Policja 2000”

[29] Pol: „Centralne Biuro Śledcze”

[30] Pol: “Biura ds. Narkotyków”

[31] Como por ejemplo en 2011 el descubrimiento y el cierre de la más grande fabrica de falsificación de la moneda Euro en colaboración con Europol; en 2013 la arrestación de un ex policía perteneciente a un grupo criminal armado, cubierto por el Mandato de arrestación del Europol; en 2013 el descubrimiento y el cierre de la organización traficante de cigarrillos en contra-banda.

[32] http://www.policja.pl

[33] Trojanowicz, R., Gleason, R., Pollard, B. and Sinclair, D. (1987), Community Policing. Community Input into Police Policy Making, National Neighborhood Foot Patrol Center, Michigan State University, MI.

[34] Ordenanza del 20 de mayo 2009 del Ministerio del Interior y la Administración

[35] Poland: “The police are not the public and the public are not the police. Transformation from militia to police”, Maria R. Haberfeld, Jersey City State College, USA, 1997

[36] Hasta hoy en día la Policía sigue en esta situación. La fuerza del orden beneficia solamente del seguro para la responsabilidad civil, no tiene cubierto ningún daño causado por los funcionarios.

[37] Pol: CBOS – Centrum Badania Opinii Społeczniej

Anuncios

Acerca de cdeunodc

El Centro busca fortalecer los procesos y análisis de información estadística sobre gobierno, seguridad pública, victimización y justicia en América Latina. Además, el Centro busca hacer análisis académico sobre los temas antes mencionados y pronto contará con una biblioteca especializada, es este blog se pondrán textos relacionados a las actividades de el Centro.
Esta entrada fue publicada en Uncategorized. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s